La Humillación

arbenz-desnudo-en-el-aeropuero

La humillación es pariente cercana del bullying, quizás su ancestro o hijo, no lo sé.

La mayor parte de las veces, la humillación sólo pretende desmoralizar a la víctima. En otras, su objetivo se extiende a los que la rodean: no seas así, sino la vergüenza será tu sombra.

Pero en ciertas ocasiones, la humillación es silenciosa. Como cuando eres el fantasma de la fiesta. La soledad pública y publicitada, el aislamiento, el desmérito, son formas menos exploradas, pero quizás incluso más crueles de la humillación.

Al final, yo humillo, tu humillas, todos humillamos y hemos sido humillados. La historia seguirá, pero tenemos que tener la lucidez suficiente para leer las humillaciones, saber identificarlas, y enfrentarlas con la altura de mira que merece el respeto interior que cada uno se debe consigo mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s